Comó comprar mobiliario rebajado

¿Queréis comprar mobiliario para vuestro hogar y gastar cuanto menos mejor? Si queréis renovar vuestros sillones y sofas o cualquier otra parte de casa, prestad atención porque las rebajas, en los artículos o en el mobiliario de decoración, tal y como ocurre en muchos otros sectores se trata de una oportunidad única.

 

Gracias a la rebaja de precios podréis adquirir determinadas piezas a las que hace tiempo teníais echado el ojo o cambiar por completo el aspecto de una habitación por bastante menos.

 

Lo mejor para no sobrepasar el presupuesto es hacer una lista con todo lo que queréis o necesitáis y ceñiros a ella. Sólo así conseguiréis comprar sin exceder el presupuesto y que al final las rebajas o acaben saliendo caras. Para ello es importante que hagáis un presupuesto aproximado. Podréis establecer un importe  máximo que en ningún caso debéis pasar o indicar una horquilla de precios en torno a los que tendréis que moveros al realizar vuestras compras.

 

Por supuesto, aún en rebajas, comparar es otra de las claves a la hora de comprar artículos al mejor precio. Para ello, no hay nada mejor que poner en el buscador “artículos de decoración online” o “comprar muebles online” y os saldrán todas las opciones. Así sólo tendréis que hacer las pertinentes visitas virtuales a las diferentes tiendas online y ver tanto los precios como las fichas técnicas de los productos para ver cuáles os convencen más.

 

Eso sí, antes de comprar online es importante que os informéis sobre la política de ventas y devoluciones de cada tienda online. Y es que hay tiendas que tienen establecidos gastos de envío. Esto puede hacer que un producto que en un primer momento era más económico en un determinado portal acabe siendo más caro. Así que este es un dato fundamental que tendréis que mirar.

 

También es importante que os informéis sobre lo que debéis hacer si luego decidís devolver la pieza. Esta información generalmente la encontraréis en la web, en el apartado de devoluciones.  

 

Así de sencillo será comprar mobiliario rebajado online. Podréis hacerlo sin tener que salir de casa siquiera y pudiendo comparar precios. Mejor, imposible.

Errores a evitar en una mudanza

Tener que mudarse es una de las cosas más engorrosas que existen. Aunque te vayas a una casa mejor o el cambio se produzca por una buena razón, como un nuevo trabajo, la mudanza no deja de ser un proceso pesado y estresante. Por ello, es importante tomárselo con cierta filosofía y trazar un plan que pasa también por evitar algunos errores. No vaya a ser que luego tengas que acudir a tiendas de hogar a reponer todo lo perdido en la mudanza…

No revisar bien el contrato que firmamos con la empresa de mudanzas (eso, si es que firmamos un contrato). Apalabrar las cosas solo sirve si luego todo sale como estaba previsto. Pero si, por ejemplo, un mueble sufre un desperfecto durante el proceso de mudanza, ¿quién se hace responsable? Aclara todas tus dudas antes de comprometerte con una empresa de mudanza.

No hacer un inventario de la mudanza. Si tenemos muchas cosas que transportar, lo adecuado es llevar un inventario de todas nuestras pertenencias: caja 1 (libros), caja 2 (revistas), caja 3 (zapatos), etc. De esta forma, cuando lleguemos a la nueva casa y esté todo descargado, podremos tachar todas las cajas y bultos de la lista y quedarnos tranquilos con que no hay ninguna caja que haya ido a parar al agujero negro de las mudanzas.

No tener especial cuidado con los muebles. Te recorriste decenas de tiendas de hogar para encontrar ese sofá que se adaptara perfectamente a tus necesidades. Si quieres que llegue en perfecto estado a tu nueva casa y el transporte lo haces tú, usa el sentido común y protege al máximo tus pertenencias más importantes.

Cajas demasiado grandes. Es un fallo muy común. Se tiende a pensar que cuanto más grande sea la caja, más podremos guardar y menos tendremos que transportar. Las cajas grandes llenas de cosas pesadas son un engorro que no hay nadie que levante luego.

No vaciar los cajones. Con las prisas muchos creen que es mejor llevar los cajones tal cual. Durante el transporte los objetos se pueden mover y caer. Cuidado.

El síndrome de Diógenes. La mudanza es un buen momento para deshacerte de todas esas cosas que sabes que sobran pero que no encuentras el momento para tirarlas.